Entre Portonazos, Encerronas y Abordazos

En los últimos meses, como sociedad, hemos estado viviendo la visibilización de determinados fenómenos delictivos que, en estricto rigor, son mutaciones de su esencia original. En este sentido, cientos y quizás miles de personas víctimas han vivido entre portonazos, encerronas y abordazos.

Pero ¿qué son realmente este tipo de actos y cómo podemos prevenirlos?

Pareciera ser que la delincuencia se encuentra sin control y las personas, literalmente, se encuentran entre portonazos, encerronas y abordazos.

Los dos primeros, son una modalidad del delito de robo de vehículos y se caracterizan principalmente porque sus autores utilizan intimidación y violencia para cometerlo. En el caso del abordazo, es una variante y una mezcla del robo por sorpresa y del robo con violencia e intimidación. Entre portonazos, encerronas y abordazos pasaremos a revisar cada uno de ellos.

¿Qué es un portonazo?

Portonazo es la denominación de una acción delictiva que configura el delito de robo con intimidación y violencia del artículo 433 del código penal chileno. Su finalidad delictiva es la sustracción del vehículo de la víctima. Su esencia conceptual se centra en que se comete frente al portón de la casa de la víctima, de ahí su nombre.

Los sujetos que cometen este tipo de delitos normalmente se agrupan entre 3 a 8 individuos que también se movilizan en otros vehículos. El modo de operar radica en el desplazamiento, la observación y el seguimiento a potenciales víctimas que circulan en vehículos de interés. Una vez localizada la víctima, ya sea saliendo o llegando al portón, la acción es repentina y, por ende, sorpresiva, antes de que ingrese a su domicilio. Cuando se encuentra abordo del auto, le bloquean el paso, entran en el asiento del copiloto o forcejean desde la ventana del conductor armados.

Los elementos que facilitan esta acción, habitualmente es la oscuridad para utilizar el factor sorpresa, y también el número de sujetos. Para la víctima resulta imposible intentar evitar el delito. Paralelamente, cuanto más seguro y moderno sea el vehículo, más difícil se hace robarlo si no está en marcha, lo que se transforma en un factor relevante para los delincuentes para actuar con violencia en conseguir el objetivo.

No obstante:

  • Es indispensable que, en su barrio, los vecinos mantengan una comunicación instantánea a través de plataformas como whatsapp. Eso permite avisar o anticipar eventuales sujetos o vehículos sospechosos deambulando por el sector.
  • Al llegar o salir de su casa, revise el entorno antes de estacionar y observe si existen personas extrañas o vehículos. Si cree que sí, no salga a la calle y llame a la policía o a la seguridad municipal, si corresponde.
  • Por su parte, si va manejando dé una vuelta adicional a la manzana y avise al sistema de emergencias que tenga dispuesto.
  • JAMÁS deje su vehículo con el motor encendido o las llaves puestas mientras mueve manualmente el portón. Si tiene mecanismo automático, mientras se abre, observe el entorno.
  • Procure tener bien iluminado el portón de su casa y la entrada de autos. Use luces altas en el vehículo para aumentar la visibilidad.
  • Si tiene posibilidad, instale algún dispositivo GPS en su automóvil para facilitar el rastreo en cualquier momento.

Vea: Cómo prevenir un portonazo

¿Qué es una encerrona?

Por su parte, la encerrona, también corresponde a un robo con intimidación y violencia, pero técnicamente es una mutación del portonazo. El accionar delictivo se centra en encerrar a la víctima con otros vehículos, para neutralizarla e impedir su eventual huida. El lugar, generalmente, corresponde a arterias de la ciudad o salidas de autopistas, que les permiten un rápido y mejor desplazamiento para la huida.

En estos casos, los delincuentes se aseguran de seguir al vehículo que han escogido para robar, para luego interceptarlo en aquellos lugares que les propician las condiciones para robarlo. En la mayoría de las veces, los delincuentes se encuentran premunidos de armas de fuego y circulan en otros vehículos, que por lo general también son robados.

Una de las razones de esta mutación puede estar relacionada con la facilidad de éxito y escape de los delincuentes, una vez cometido el delito. Sin embargo, algunos otros especialistas señalan que esta variación se debe a la incorporación de nuevas tecnologías en vehículos modernos para impedir el robo del vehículo con el motor apagado.

¿Cómo prevenir una encerrona?

Dada la forma en cómo se comete el delito, es indispensable que el conductor del vehículo se encuentre siempre atento al entorno. Es decir, es importante observar a los vehículos que anteceden, los posteriores y los del costado.

  • Preste atención si en los vehículos cercanos se observan personas jóvenes conduciendo. Ello, porque un alto porcentaje de los casos, lo componen delincuentes muy jóvenes.
  • Si observa personas con características que le merecen duda, tome calles alternativas que tengan mayor tráfico. Eso desincentiva la intención de robo, por el obstáculo de otros vehículos en la huida.
  • Si va a tomar una autopista, observe si los vehículos posteriores intentan sobrepasarlo, si es así no ceda el paso.
  • Si por alguna razón el vehículo posterior lo choca levemente, tenga cuidado, puede ser una excusa para llamar su atención y robar el vehículo.
  • Existen casos de conductores más experimentados que han aprovechado el mismo vehículo para abrirse paso, cuando han sido bloqueados. Sin embargo, en lo general, hasta para los conductores más experimentados podría ser una difícil forma de evitar la encerrona.

Lo más importante, es que, si de alguna forma le bloquean el paso y es inminente el robo, ante la aparición de sujetos armados:

  • No oponga resistencia y entregue el vehículo. Intente mantener la calma.
  • Advierta si viaja con menores de edad lo antes posible.
  • Asegure de bajar a niños y/o lactantes.
  • Intenta recordar todos los detalles del aspecto de los delincuentes
  • Intente dentro de lo posible recordar características físicas y el aspecto de los delincuentes (estaturas, formas de hablar, tatuajes…) y, si es posible, la placa patente del automóvil de los sujetos.
¿Cuáles son los puntos de mayores encerronas en la Región Metropolitana?

De acuerdo con información de Ministerio del Interior del mes de mayo de 2021, existen 11 puntos que concentran el 60% de las encerronas en Santiago y son las siguientes:

  • Ruta 68, intersección Vespucio Norte.
  • Vespucio Sur, entre Avenida Pajaritos y Segunda Transversal.
  • Entre Autopista Central y General San Martín.
  • Camino a Melipilla, intersección Vespucio Sur.
  • Costanera Norte, intersección Autopista Central.
  • Gran Avenida, intersección Vespucio Sur.
  • Autopista Central, intersección Vespucio Sur.
  • Costanera Norte, intersección Vespucio Norte.
  • Vespucio Norte, intersección Avenida Recoleta.
  • Costanera Norte, intersección General Velásquez.
  • Avenida Las Rejas Sur. intersección Calle Mailef.

En razón de lo anterior, el actual Gobierno anunció un plan denominado «plan antiencerronas«. Este plan permitirá el sobrevuelo con helicópteros, la utilización de vehículos especiales, instalación de cámaras y el uso de drones para reforzar la seguridad vial en las zonas críticas.

¿Qué es un abordazo?

En este caso, se trata de una modalidad delictual que es una variante del robo por sorpresa y robo con violencia e intimidación (art 436). Su finalidad delictiva es “abordar” a una víctima de forma sorpresiva, para sustraerle sus pertenencias, ya sea, bolsos, teléfonos, paquetes, bolsas, etc.

Por lo general, se trata de menores de edad que se movilizan en vehículos (robados o facilitados sin patente) para robar. De preferencia abordan a mujeres, tercera edad y adolescentes, utilizando solamente la fuerza física sobre la víctima, pero también podrían estar armados. Técnicamente se trata de una modalidad de robo por sorpresa, como el típico lanzazo o escapazo, pero usando un vehículo para huir.

¿Cómo prevenir un abordazo?

De acuerdo con las características de los distintos casos de víctimas de estos delitos, no existe una regla específica. Solo se recomienda, estar atento al entorno para detectar eventualmente, a personas que no sean del barrio y se movilicen en vehículo a baja velocidad.

  • Detectar o sospechar de un vehículo con sujetos desconocidos, permite anticipar acciones, como el correr, gritar y pedir ayuda.
  • Si el robo es inminente, no oponga resistencia.
  • Memorice características físicas del o los sujetos, patente de vehículos, etc.

La delincuencia es un fenómeno que constantemente muta en su forma comitiva y por lo tanto, se amolda a los nuevos entornos sociales. La situación actual entre portonazos, encerronas y abordazos, dan cuenta de ello. Sin embargo, es importante que ante la comisión de este tipo de delitos se curse la denuncia ante la policía (Carabineros o la PDI). Ese insumo permite visibilizar el fenómeno criminal que le afectó y a partir de ello, investigar y, a su vez, mejorar las estrategias de prevención situacional y seguridad pública.

Finalmente recuerde que el nivel de violencia en la ejecución de los delitos obedece a fenómenos psico-sociológicos que deben ser parte de las políticas públicas de seguridad, y, por ende, la denuncia es un elemento fundamental.

 

SI LE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO «ENTRE PORTONAZOS, ENCERRONAS Y ABORDAZOS», ES MUY IMPORTANTE QUE LO COMPARTA, YA QUE NO SOLO PODRÍA EVITAR UN MAL MOMENTO A UNA PERSONA, SINO QUE, INCLUSO, SALVAR UNA VIDA.

Otras referencias:

 

`

`

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

¿Te gustó? Por favor, comparte con tus amigos